Poco a poco y a fuerza de bocanadas de realidad, el verano acorta los días, termina con la esperanza de una pandemia controlada y la falsa libertad de poder hacer y vivir lo que hacíamos y cómo vivíamos el año pasado por estas fechas. Nada es igual: ni el inicio de las clases, ni el regreso al trabajo, ni el tomar un café con amigos; el semáforo en ámbar vuelve a parpadear indicándonos que ante la inconsciencia, revivir la realidad de marzo es posible, muy posible. Ya se sabe, «el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra» a lo que apostillo utilizando una frase leída en Twitter: «Tropezar con la piedra no es malo, encariñarse con ella sí»

Apartando piedras, pedruscos y obstáculos varios, comenzamos el resumen de un verano que termina.

 

 

Dejar de lado la excelencia y permitirse momentos de ineficiencia

Dicho así, podría parecer políticamente incorrecto dadas las circunstancias. Para entender el sentido de la afirmación te invito a leer esta entrada del blog de Julen Iturbe-Ormaetxe, una reflexión sobre la permanente búsqueda de la excelencia en todo lo que hacemos y como propuesta, la necesidad de parar, pensar y aceptar que no somos perfectos y por eso, por «nuestra imperfección» necesitamos «momentos de pereza, líneas de fuga a través de las cuales reconocernos no ya como máquinas capaces de no cometer error alguno, sino como seres que no quieren ser precisamente lo que las máquinas ya son»

 

La teoría de las cuatro «T»

Según Talentia Software en un artículo publicado en el Observatorio de Recursos Humanos ante la situación de incertidumbre a la que se enfrentan las empresas (y por ende sus empleados) es necesario aplicar la Teoría de las cuatro «T»: tecnología, talento, trabajo en equipo y toma de decisiones. Mucho que decir al respecto, por ejemplo ¿es que estas cuatro «T» no han sido siempre necesarias e importantes?, ahí lo dejo.

 

¿Identificamos «realmente» a nuestros clientes?

Por formación y por deformación profesional, suelo incluir en mis lecturas artículos de marketing y customer management; hoy comparto esta entrada en Metabeta que, aunque publicada en 2019, es realmente práctica (incluye plantilla para la definición del cliente final) y muy útil para cualquier empresa que quiera identificarlos correctamente;  aplicable en el sector sanitario para «conocer» a nuestros pacientes a la hora de definir rutas asistenciales.

 

Reflexionando sobre liderazgo, que falta nos hace

He dejado para el final (y que conste que debería haber sido lo primero) dos artículos sobre liderazgo. Si tienes un proyecto que impulsar, un equipo que motivar, un grupo que dirigir, ten en cuenta la diferencia entre gestionar (management) y liderar (leadership); encontrar el equilibrio es un arte que no todo el mundo (ni las organizaciones) encuentra, sirvan estas entradas para hacerte reflexionar.

  • Cuando el liderazgo choca con barreras invisibles. Michael Beer en su artículo «6 Reasons your strategy isn’t working» hace un repaso de esos muros invisibles a los que «los líderes deben enfrentarse» y que «hacen que su organización sea ineficaz»; toma nota y haz un repaso al checklist que propone ¿cuántas barreras has de sortear en tu día a día?
  • Un buen líder trata de comunicar «el por qué». Nancy Duarte en «Good leadership is about communicating “Why”» plantea cómo ante un proyecto, quien lidera suele emplear demasiado tiempo en explicar «el qué se va a hacer» y «el cómo ha de hacerse» esperando con ello que los colaboradores (todos ellos) entiendan el «por qué se va a hacer», a lo que yo añadiría el «para qué se va a hacer» del que nos solemos olvidar, tal vez porque en ocasiones (más de las deseadas) ni siquiera el líder conoce con exactitud la utilidad de lo que está planteando cómo objetivo.

Como complemento a estas dos entradas te invito a leer el capítulo «Liderazgo escurridizo, donde dije digo, digo Diego, Pepe e incluso  María»  incluido en mi libro «Mentoring me! Recursos de autoliderazgo para aplicar en tu día a día» 

 

R E C U E R D A:

Para ver claro, basta con cambiar la dirección de la mirada #cita Antoine de Saint-Exupéry. Clic para tuitear
¿Te ha gustado el contenido? Si es así hazme un favor: ¡compártelo! Mil gracias ;)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies