Cuando en 2012 comencé a publicar artículos en mi blog, era una auténtica novata. Todo nuevo, aparentemente sencillo y desde el principio muy gratificante.

Escribía reflexiones, experiencias que creía podían interesar a alguien ahí fuera, pero básicamente me ayudaba a mí misma, y mucho.

En aquel momento, tras años dejándome la piel en el día a día, atravesaba una etapa laboral difícil. Habían prescindido de mis servicios así de un plumazo, de manera traumática, y debía adaptarme a un nuevo puesto en la misma empresa, rodeada de los mismos compañeros, amigos y enemigos, pero ocupando una posición más técnica.

La situación era complicada para todos: para mí por lo obvio, para mi nuevo jefe que antes fue colega y para mis compañeros que veían como la jefa de personal se introducía en su círculo más estrecho y a la que no sabían cómo tratar.

Afortunadamente poco a poco todo fue ocupando su sitio; aunque yo necesitaba algo más.

Ese algo más vino de la mano del blogging primero, del reciclaje después y de la ayuda prestada a otros amigos, colegas y ex compañeros en sus proyectos personales o empresariales.

En plena fase de reajuste y adaptación, en mi tiempo libre escribía, aprendía y podía seguir haciendo lo que siempre se me dio bien hacer: planificar proyectos, acompañar, guiar.

A principios de 2015 (mientras en lo laboral disfrutaba de lo lindo viendo cómo auditaban y certificaban el Sistema de Gestión de Calidad que había diseñado, implantado y coordinado con la ayuda de todo el equipo en el que me integré con temor y hecha una piltrafa tres años atrás) decidí que tenía que dar un paso más también en mi blog; veía necesario ampliar contenido, me apetecía experimentar nuevas formas de haceros llegar lo poco o mucho que sé y que he aprendido con los años, quería arriesgar, cambiar…¡evolucionar!

Detrás del cambio de plataforma y de imagen, hay un cambio más profundo: un nuevo reto.

En este nuevo espacio seguirás encontrando los artículos de siempre, esas reflexiones mías sobre el difícil arte de gestionar personas.

Pero también podrás acceder a nuevos contenidos, básicos y sencillos, dirigidos a personas que como tú están dando sus primeros pasos en esto del desarrollo de su plan estratégico personal/empresarial, ese que te llevará a donde tú quieras llegar.

 ➡ Si estabas ahí y quieres seguir acompañándome ¡mil gracias por hacerlo!

  Si acabas de aterrizar y sientes curiosidad ¡prueba, no pierdes nada!

 ➡ Si no te interesa ni lo más mínimo, ¡gracias de todas formas por haber llegado hasta aquí!

Comienzo una nueva etapa ¿me acompañas?

Pregúntate si lo que estás haciendo hoy te acerca al lugar en el que quieres estar mañana W.Disney Clic para tuitear

Imagen: Pixabay

 

 

 

¿Te ha gustado el contenido? Si es así hazme un favor: ¡compártelo! Mil gracias ;)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies