Cuando se lideran equipos tan importante como motivar y aportar a cada colaborador feedback positivo sobre sus resultados, lo es poner de manifiesto aspectos que no funcionan.

Es lo que se espera del líder. Lo que permite al colaborador primero conocer para después intentar solucionar, aquellas áreas de mejora, aquellos desajustes que de continuar en el tiempo pueden conducir a un desenlace no deseado.

No hay nada más sorpresivo para un colaborador que enfrentarse a una evaluación anual de desempeño en la que su responsable lanza una detrás de otras áreas en las que debe mejorar durante el próximo año. Sin más y sin menos.

Eso en el mejor de los casos.

Lo habitual, cuando no se tiene implantada e interiorizada una política real de desarrollo profesional, es comunicar generalidades (con toques subjetivos) que poco van a servir al profesional, quien, desmotivado y confuso, saldrá de la entrevista como en el anuncio de Calvo, «hecho una piltrafilla».

Y porque no está de más recordar de vez en cuando principios básicos a la hora de dar feedback negativo, que todos conocemos pero que solemos olvidar, comparto contigo esta infografía.

 

R E C U E R D A :

Sólo cuando descubres qué percepción tienen los terceros de tu desempeño, puedes ajustar lo que no funciona para mejorar tus resultados.  #cita (Mariela Dabbah)

 

 

Imagen destacada diseñada por Pressfoto / Freepik

¿Te ha gustado el contenido? Si es así hazme un favor: ¡compártelo! Mil gracias ;)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies