¿Te pasas el día «lidiando» con Centennials, con los más jóvenes de tu equipo sin acabar de entender qué les motiva? Sigue leyendo, el post de hoy te va a interesar.👇

Cada vez son más los jefes que comparten conmigo su dificultad para liderar a los más jóvenes (residentes, estudiantes, recién graduados) y gestionar el día a día de su servicio. Es como si una gran sima se hubiera abierto y no fuéramos capaces de construir puentes que nos permitan unir para avanzar. ¿Qué hacer con jóvenes aparentemente poco motivados, irreverentes, despreocupados por su aprendizaje, disfrutones, enganchados a sus móviles y redes sociales?.

Es cierto que en mi sector la inestabilidad laboral, la rigidez de las normas, la baja perspectiva de desarrollo profesional no ayuda, pero siempre hay un pequeño margen de maniobra y es en ese, donde los jefes/líderes pueden centrarse.

Estos son algunos tips propuestos en el artículo que comparto hoy*:

1️⃣ Olvida los emails y no esperes que te cojan el teléfono.

Hasta un 69% revela que no contesta correos electrónicos  y el 39% no va a hacer caso a tus llamadas, aunque lleven el móvil permanentemente en la mano. Si quieres que tus mensaje se reciban y se interioricen, busca nuevos canales de comunicación más visuales, más «instantáneos».

2️⃣ ¿Realmente el presencialismo es vital siempre?

Hemos de hacer nuestras organizaciones más flexibles, «trabajar de forma híbrida y por proyectos u objetivos, flexibilizar entradas y salidas, ofrecer la posibilidad de recuperar las horas o de comprimir la semana laboral , descansos compensatorios después de puntas de trabajo».

3️⃣ Olvida la formación clásica de horas y horas presenciales y clases magistrales y sustitúyela (o compleméntala) con «programas de acompañamiento y mentoría; formación de su interés; intercambio de experiencias con otros profesionales de la empresa».

4️⃣ Trabajan para vivir, no viven para trabajar. Y ¿quién dice que eso sea malo? A mi me parece sano.

Según el estudio de la Fundación Factor Humà, en colaboración con Teamlabs, la Universidad de Mondragón y YOUZ Talent,* el «no asumiré más carga de trabajo porque en ello me va la salud», «cumplo con mis obligaciones, pero el trabajo no es mi vida», «que no me pidan participar en actividades fuera del horario laboral»  son las respuestas más definitorias de la actitud de los Z (¿no deberían ser de todos?).

La salud para ellos es prioritaria, por eso huirán de entornos nocivos aunque con ello pierdan una oportunidad laboral estupenda (enfoque del aquí y el ahora).

5️⃣ No te plantees el altruismo ni la falta de gestión de la diversidad.

Su visión del trabajo, es (en general) transaccional, por tanto «si quieres que me implique, has de darme algo a cambio» (a falta de dinero, volver a revisar las propuestas presentadas); además no toleran ni comentarios ni ambientes en los que no «se promueva y respete la diversidad y la inclusión», ojito con esto.

Estas son solo pinceladas para hacer ver que hemos de cambiar la perspectiva. Dejemos de quejarnos e intentemos entenderlos e integrarlos. O nos adaptamos (todos, ellos y nosotros) o les perdemos.

*Artículo completo fuente de este post 👉 https://lnkd.in/d9RK4vfp

 

 

Imagen de marymarkevich en Freepik
¿Te ha gustado el contenido? Si es así hazme un favor: ¡compártelo! Mil gracias ;)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies